(Noticia satírica) El secretario general de Box, Javier Ortega Smith, ha confesado que sufre del mal que ya aqueja a medio planeta.

El líder de VOX posa visiblemente febril tras detectársele el COVID-19

Los hechos se produjeron está mañana en el Congreso de los Diputados y Diputadas, cuando el carismático dirigente tosió, vómito y presa de las convulsiones, defecó sobre sí mismo.

«Dejadme en paz, maricones; es esa corriente, que me mata», declaró Ortega Smith aún con restos de cereales en su belfo, cuando unos diputados del PACMA acudieron en su ayuda. Posteriormente fue llevado a la enfermería, en la que se comprobó que tenía 39º y voz de pito. Una vez repuesto,a instancias del proctólogo, se le ha conminado a guardar cama. A regañadientes ha aceptado no sin soltar otra perla mañanera:»Prefiero tener el coronavirus de pie que vivir con el homosexualismo bolivariano de rodillas«.

El Gobierno ha decretado el cierre del Congreso, ya que al fin y al cabo hay poco trabajo y no se está hablando de Cataluña.