Sin títuloerLas víctimas por coronavirus en el país germano son alarmantes. Los casos por COVID-19 se cuentan por unidades y los centros hospitalarios, por precaución, han dejado de celebrar el OctoberFest como cada lunes. «Ya hay un fallecido entre los adultos arios y gente decente. Como siga así, esto va a parecerse a un país latino, en vez de la superpotencia soberbia y arrogante que somos», ha dicho Helmut Wurst, ministro de Sanidad teutón. De momento la información llegada de Alemania es poco transparente, pero sí se ha sabido que se están fletando hacia España trenes llenos de personas hacinadas.