5d83c7492300001005581d5a(Majencio Schaize) La baja incidencia de mortalidad en Alemania ha llamado la atención de los medios internacionales. El doctor en matemáticas  Karl-Heinz Schwanzlecker de la Universidad de Tübingen ha logrado explicar lo que todos sospechábamos. “Nosotros contamos los muertos por coronavirus según el porcentaje de sangre alemana, claro”.

Tras nuestra sorpresa inicial el doctor Schwanzlecker, director del Departamento de Contabilidad Creativa de la mencionada institución afirma que “obviamente si el fallecido tiene un 100% de sangre alemana, no nos queda más remedio que contarlo, pero si por un casual tiene la mitad pues hay que contar medio muerto, si tiene un tercio un tercio y así hasta la fracción que sea. Ahí tenemos que agradecer mucho a turcos y españoles. Los judíos, al no querer integrarse, apenas han influido en la estadística”.

La base de este sistema de cálculo estriba en que “si la gente ya trae en su organismo sangre de calidades inferiores no se puede asegurar que haya fallecido por causa del Covid-19;  pueden traer  sarna ,  lepra o enfermedades de esas viejunas que tienen los latinos” según el académico.

Schwanzlecker , consultor en otros hitos de la contabilidad creativa como la implantación del euro (1€= 2 marcos) , la emisión de hipotecas subprime y la contabilidad del Partido Popular, añade “ Estamos a punto de doblegar la curva esa, igual mañana por la tarde si me da tiempo”.