maxresdefaultEl periodista de maxilar y pluma más afilados de la TV,  Alfonso Merlos, se plantea seriamente dedicarse al periodismo, tras varias décadas dedicado a la redacción de cuentos y relatos relatos de ficción.

Todo surgió tras haberse emitido unas imágenes de Merlos mientras participaba en un show televisivo a través de una videoconferencia. En un momento dado de la retransmisión, al fondo de la caverna en la que este macho ibérico vive, se pudo ver cómo una muchacha en cueros se contoneaba varias veces, para sorpresa y arrobo de los espectadores.

«Quien más quien menos se ha ido alguna vez de putas», ha declarado un señor saliendo de un prostíbulo. Merlos, ajeno a todo esto, se ha visto en medio de un espectáculo mediático, al tiempo que las imágenes referidas eran tendencia en las redes sociales y programas de televisión. Así las cosas, ha comenzado a interesarse por el caché que cobran algunos individuos por ir a Sálvame.