Los últimos informes hablan de 3000 contagios diarios en esa parte de España que no es más que el resto pero que es mejor que las demás. Pese a todo, la presidenta de la Comunidad madrileña, Isabel Díaz Ayuso, se muestra optimista: » Van a morir millones de personas, gente que antes no se había muerto. Pero no podemos caer en el alarmismo. Hay que ser optimistas, porque los fallecidos, y por ende la población, saldrán más fuertes y lozanos que cuando no lo estaban».

Mientras, los hospitales de la ciudad continúan siendo evacuados de personal médico para dar cabida a los soldados que la presidenta solicitó al Gobierno.