Mientras el verdadero Donald Trump se recupera -o no- del coronavirus, Jim Ayuso, su doble de acción salió ayer a saludar al electorado dentro de un coche, acompañado de tres guardaespaldas que también eran de atrezzo.

«Me encuentro fenómeno gracias. ¿A qué hora emiten esto?», ha declarado Ayuso visiblemente emocionado.

La propia Casa Blanca ha admitido que está haciendo lo imposible por curar a su presidente, ya que merece la pena proteger a un señor naranja que ha logrado el sueño americano.