Independentistas catalanes quieren tener más contagios para que se hable de ellos

Esquerra Republicana y lo que sea que ahora es CiU, han emitido un comunicado en el que manifiestan su malestar con el Gobierno y el mundo en general ya que el COVID-19 ha relegado el independentismo a un segundo plano informativo.

Mostramos nuestra disconformidad con el coronavirus por alejarnos de las primeras planas un día sí y otro también. La base de nuestra existencia es dar la turra como un martillo pilón, y sentimos que ese terreno se nos ha arrebatado.”

Sin duda la notoriedad mediática del virus, y más concretamente en Madrid, ha despertado celos y suspicacias entre los políticos catalanes. Muchas voces claman ya por un nivel de alarma similar al de Madrid, si bien les falta una figura errática y bipolar como la de Isabel Díaz Ayuso.

El portavoz de ER en el Congreso, Gabriel Rufián, muy activo en las redes sociales ha publicado en Twitter: “Si el virus quería protagonismo, haber fundado un partido político”.

Paco Clavel, excomulgado por la conferencia Episcopal

  Según fuentes dignas de toda confianza el artista multidisciplinar Paco Clavel será excomulgado mediante el procedimiento urgente por la Conferencia Episcopal. Esta sorprendente noticia no ha extrañado al actor, cantante y transformista jienense. “Ya me habían avisado por burofax y la verdad es que me jode porque yo me siento muy católico”.

La situación-según ha trascendido-se ha venido gestando durante los últimos años. Jeremías Pisuerga, Agregado de Excomuniones de la Conferencia Episcopal no disimula su malestar: “ el señor Miñarro ( nombre real del artista) aprovechándose de su parecido exclusivamente físico con el Cardenal Rouco Varela ha estado administrando la eucaristía, recogiendo prebendas, aceptando invitaciones a eventos y nos consta que en una ocasión ha dado la extremaunción a un moribundo”.

El artista únicamente reconoce que administró la extremaunción porque “lo pillaron por la calle” y le supo “muy mal desairar a la familia”. La Conferencia Episcopal ha emitido un comunicado declarando nulas todas las actividades sacerdotales del señor Clavel con efectos retroactivos, entre otras, la boda del entonces príncipe Felipe y Letizia Ortiz.

Expertos en doctrina eclesiástica apuntan que habría que haber esperado a la decisión de la Santa Sede pero que “tal y como está el percal igual les cae bien el maricón ese y le ordenan sacerdote ”.