El Gobierno planea celebrar la llegada del millón de casos de COVID-19 por todo lo alto.

El nerviosismo por el evento se palpa entre los miembros del ejecutivo, que anuncian muchas novedades, invitados sorpresa, impuestos y un espectáculo de fuegos artificiales especialmente traído de Eurodisney.

«Es muy ilusionante. No todos los países pueden presumir de alcanzar cifras como las de nuestro país y, el mismo año, caer la economía un 12%», ha declarado Isabel Celáa en un desayuno informativo para la prensa.

Por su parte, VOX ha reconocido el esfuerzo realizado por el Gobierno al incluir la palabra España en el programa de festejos.