El astro argentino del balompié ha fallecido hoy en «Villa Canuto Residencial», el complejo hospitalario donde vivía intermitentemente desde hace dos décadas.

Las causas del óbito no han trascendido, aunque dadas sus múltiples recaídas en el abuso de sustancias nocivas, todo apunta a que ha sido de viejo.

«Un año de los politoxicómanos equivale a nueve humanos, por lo que podemos evidenciar que Diego murió viejito«, ha dicho Luca Meglio, su habitual médico y farmacéutico.

Con Maradona se va un mito del fútbol de los 80, un ejemplo de deportividad que consagró su vida a hacer de la salud virtud. Hoy, millones de argentinos y amantes del fútbol que lo idolatraba, y que perdonaban una y otra vez sus excesos, sus sandeces y comentarios machistas, esos incondicionales, hoy le dan el último adiós. DEP