El inventor de la frase “De esta pandemia saldremos mejores personas” pide perdón antes de exiliarse

Seguramente el nombre de Reinaldo Revilla-Lanuza no les diga nada. Sin embargo detrás de frases como “Eso es como todo”,Soy muy amigo de mis amigos” o la más reciente “De ésta saldremos mejores personas” está un murciano de Águilas que ha consagrado su vida a inventar locuciones verbales, refranes y “algún que otro haiku”, como reconoce con timidez.

Pero la vida de un inventor de dichos no es tan sencilla como puede pensarse. Lejos quedan los días felices cuando popularizó “Como digo yo siempre” o la recurrente “No somos nada” de los funerales. Frases amables, blancas y con el único ánimo de confortar al prójimo.

Sin embargo todo acabó el pasado jueves, cuando un grupo de desencantados con la sociedad organizó un escrache frente a su vivienda. Hartos de la situación sanitaria, de frases cursis y vídeos motivacionales estallaron con una sola voz frente a su domicilio. “ Déjate de locuciones, no nos toques los cojones“, o “Antes era buena gente y ahora soy intransigente” fueron algunas de las proclamas que sus hijos menores tuvieron que escuchar mientras impotente, el filólogo penetraba en su vivienda escoltado por varios agentes de policía.

Pido perdón a esas personas que antes aplaudían a médicos y donaban riñones sin mirar a quién. Yo creí que la pandemia nos iba a hacer empatizar con los demás. No sé en qué estaba pensando, lo siento “, se lamenta Reinaldo quién ya ha decidido poner tierra de por medio. En las próximas horas tomará un avión con destino a Dubai, donde espera vivir , “como digo yo, hasta que las aguas se calmen”.