El ministro de Sanidad, Salvador Illa ha decretado esta mañana un nuevo orden para vacunar en los diferentes colectivos de la sociedad, en función del riesgo y desempeño esencial de sus integrantes.

Una vez que la vacuna pueda administrarse, los grupos de riesgo siguen encabezando los primeros puestos. Las modificaciones, y con ellas la polémica, han sufrido cambios en las últimas posiciones. De este modo, La Tuna de todas las universidades de España y Portugal serán vacunadas en último lugar “y eso si quedan viales. La prioridad son los humanos”, ha aclarado el siempre sonriente ministro.

Este nuevo protocolo,cuyo nombre en clave es “Fonseca” ha causado revuelo en la Agrupación Ibérica de Tunas. “Si no podemos cantar y enamorar a las señoras mayores en las bodas, igual hay que plantearse trabajar, y esa es una línea roja que nadie quiere traspasar“, ha dicho Ruy Pescanova, uno de los tunos más veteranos del planeta.