Provoca un apagón en un barrio de Barcelona al conectar la iluminación navideña de su balcón y le echa la culpa a la vitro.

“Se veía venir” ese es el sentir general de los vecinos de un inmueble del distrito de Sants en Barcelona. El propietario del 6-D, Matías Pisuerga, conocido por su desmedida motivación navideña cercana a lo psicopático ha provocado un apagón general en el distrito al conectar de golpe la decoración luminosa acompañada de fanfarrias sonoras de forma que varias operaciones quirúrgicas han tenido que ser pospuestas.

Según la subestación eléctrica que suministra a la zona, desde el día 20 de diciembre se vienen observando picos de demanda eléctrica superiores a 10 kV en el domicilio del señor Pisuerga equiparables a los consumos de una tarde de partido en el Camp Nou.

Durante las navidades pasadas se produjo un incendio en el mencionado domicilio que acabó con la vida de la suegra del propietario, que tuvo que saltar desde el balcón, envuelta en llamas. AENA , por su parte ha transmitido a las diferentes aerolíneas que operan en el aeropuerto de El Prat las coordenadas del domicilio barcelonés para evitar confusiones catastróficas en caso de que se produzca un aterrizaje de emergencia.

Encuentran el mensaje navideño del rey Visigodo Chindasvinto, apelando a la “unidad de Hispania” y la “diversidad cultural de nuestra monarquía absoluta”

El servicio de arqueología del CSID ha encontrado una hornacina enterrada en claustro de la iglesia de San Román de Hornija (Valladolid) con un fragmento del mensaje de navidad del año 647 perteneciente al rey visigodo Chindasvinto. El texto se encuentra en un buen estado de conservación y ha podido ser traducido del gótico. Sorprende en él la continua referencia a la “unidad de Hispania” y a “superar las dificultades juntos”.

Según los expertos el mensaje “ya era entonces vacuo, carente de contenido y con una retórica caduca que lo que intenta es adormecer a los oyentes”. El rey Chindasvinto seguramente lo emitía a voces desde la propia puerta de la iglesia de San Román, quizás ayudado por algún altavoz primitivo. Es de suponer que el mensaje llegara como mucho a unos doscientos vasallos que lo trasmitían a otros en días sucesivos, de forma que al final nadie sabía lo que el rey había querido decir.

Los arqueólogos creen que ya en el siglo VII el decorado era significativo y “consistía en un crucifijo de descomunal y una serie de cabezas humanas clavadas en picas”. Cabe destacar que el epitafio del rey, escrito por Eugenio de Toledo, le define como “autor de crímenes, impío, obsceno, infame, torpe e inicuo”. Nada nuevo bajo el sol.

Los mensajes de Navidad cursis tendrán que tributar un 90% de IVA.

El Ministerio de Hacienda ha manifestado esta mañana la intención de gravar con hasta un 90% a videos y mensajes navideños de contenido altamente empalagoso, “por el riesgo severo de la población, especialmente diabéticos y enfermos coronarios“. Asimismo será obligatorio incluir antes un cartel informando del peligro del visionado o lectura de los mensajes, como hacen las cajetillas de tabaco.

Entre algunos ejemplos, el nuevo impuesto será aplicado a todo tipo de contenidos que incluyan hojas de acebo o “Last Christmas” como música de fondo.

Hacienda será especialmente dura con las emisoras de radio y TV que añadan cascabeles a sus habituales sintonías.

Se calcula que la medida podría suponer unos ingresos de 1.000.000.000 € a las arcas del Estado, así como el destierro definitivo de “La Oreja de Van Gogh”.

Los donostiarras “La Oreja de Van Gogh” han publicado un villancico con un 83% de azúcar