El Ministerio de Hacienda ha manifestado esta mañana la intención de gravar con hasta un 90% a videos y mensajes navideños de contenido altamente empalagoso, «por el riesgo severo de la población, especialmente diabéticos y enfermos coronarios«. Asimismo será obligatorio incluir antes un cartel informando del peligro del visionado o lectura de los mensajes, como hacen las cajetillas de tabaco.

Entre algunos ejemplos, el nuevo impuesto será aplicado a todo tipo de contenidos que incluyan hojas de acebo o «Last Christmas» como música de fondo.

Hacienda será especialmente dura con las emisoras de radio y TV que añadan cascabeles a sus habituales sintonías.

Se calcula que la medida podría suponer unos ingresos de 1.000.000.000 € a las arcas del Estado, así como el destierro definitivo de «La Oreja de Van Gogh».

Los donostiarras «La Oreja de Van Gogh» han publicado un villancico con un 83% de azúcar