Educación Física no contabilizará el curso que viene como asignatura sino como “horas de implementación deportiva”

Corren malos tiempos para la Educación Física, que en el curso actual está realizando un esfuerzo ímprobo por mantener la distancia social, así como en materia de hábitos saludables y deportivos.

Sin embargo no piensan igual las Consejerías de Educación de varias comunidades (La Rioja, Cantabria, Castilla y León y Murcia), que acaba de llegar a un acuerdo para restar peso a la EF en el currículum en favor de materias instrumentales.

No nos parece ni medio normal que mientras nuestros hijos tratan de entender física diferencial o gramática parda tengan que perder tiempo en el test de Cooper, saltar a la comba y vaya usted a saber en qué otras majaderías”, ha dicho Carla Tuero Andrés, portavoz de AMATRIZ (Asociación de Madres de Alumnos con Torpeza Motriz Zurdos).

Por su parte, las Consejerías argumentan su posición en, además de ser una asignatura superflua, un goteo constante de gasto en pabellones y mesas de ping-pong cuando “a los colegios se viene ya jugado de casa”, ha matizado Marina Lombó, responsable de la Enseñanza en Cantabria.

La cabalgata de Cádiz sustituye Reyes Magos por Médicos Magos que lanzarán vacunas en vez de caramelos

Las cabalgatas de Reyes están sufriendo modificaciones por todo el país para evitar masificación y acercamiento social.

Sin embargo,Kichi, el alcalde de Cádiz ha ido un paso más allá al sustituir los tradicionales Reyes Magos por representantes de la ciencia. Así, Melchor, Gaspar y Baltasar serían substituidos por Pasteur, Menguele y Cavadas que, en vez de viajar en camellos, serían arrastrados en camillas por bellas enfermeras.

La iniciativa, que busca la tranquilidad y el sosiego, ha provocado no poca polémica entre los gaditanos. Según palabras del primer edil, “aquí ideológicamente todavía estamos en la Edad Media, así que un rey o un médico nos parecen cosa de brujería“.

Por razones higiénicas Sus Sanidades no lanzarán caramelos sino viales de la vacuna de Pfizer, a modo de venablo, para tratar de descongestionar los centros médicos.

No se descarta empalmar el acontecimiento con el carnaval, para normalizar la nueva realidad.