En la imagen, el noruego perfectamente caracterizado

El Ayuntamiento de Madrid ha querido apostar por la integración de las culturas en la cabalgata de Reyes del 5 de enero. Para ello ha elegido a un mantero de origen noruego que, según el Ayuntamiento, responde a los parámetros exigidos para encarnar al Rey Baltasar.

Ragnar Børgen, que así se llama, es natural de las islas Løffoten y llegó a España oculto en un carguero, huyendo de las represalias del régimen vegano de Oslo.

En el proceso de selección, Ragnar tuvo que superar a aspirantes subsaharianos, a priori más aptos para el puesto, pero que por alguna razón nazi no acababan de encajar.

Por su parte, el alcalde, José Luis Rodríguez Almeida, ha declarado que «si queremos una ciudad abierta, tolerante y cosmopolita, este es el camino, sin miedo al betún o al qué dirán».