Encuentran un rosco de Reyes tierno

La localidad soriana de Burgo de Osma ha sido testigo del insólito descubrimiento. Todo comenzó en la tarde de ayer, cuando doña H.M.R. adquirió un rosco de Reyes en su habitual panadería, consciente de tener que salivar y dejarse, un año más, varios empastes en el empeño de comerlo. Sin embargo su sorpresa fue enorme al hincar un diente y masticar con facilidad – incluso deleite- el tradicional postre navideño.

En la imagen, la afortunada familia

“En la familia no nos gusta a nadie el rosco; esta seco, duro y engorda. Y mi padre todos los años lo mismo: venga a decir que es un mojón duro como un morrillo, pero bien que se lo endosa. En casa es una tradición inveterada . ¿Quién soy yo para robar a los míos ese gusto?” ha dicho la afortunada a dos carrillos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s