La policía de Martorell de Hornija ha detenido a una mujer que se había bajado la mascarilla mientras tenía un ataque de asma.

La mujer de 47 años y que responde a las iniciales de W.Ç, ya ha declarado que no se dio cuenta y que fue un acto involuntario, movido por la necesidad de respirar O2. Pide disculpas a la sociedad por ser tan descuidada y promete que la próxima vez que se esté asfixiando, encenderá un cigarrillo aunque no fume, para paliar así su negligencia.

Las disculpas no han ablandado a los policías que, además de multarla por falso tabaquismo, le aplicarán una sanción al no llevar auriculares mientras cruzaba la calle.