Un artículo publicado en la revista «The Lancet» revela que no todas las mascarillas aíslan lo mismo. La investigación arroja datos sorprendentes, como que las mascarillas con un emblema de la bandera de España protegen más, sobre todo de inmigrantes, feminazis y gente que sí cree en el virus.

Aunque su eficacia contra el COVID-19 no es concluyente, el artículo sugiere su uso también por la parte superior del rostro.

No es el único modelo puesto en tela de juicio. De hecho, algunas mascarillas no sirven para casi nada, «como las repartidas por la Consejería de Educación de Cantabria o las que tienen el emblema de Batman, cuyos poderes no se transmiten«, afirma la publicación.