Tras la reciente dimisión de Pablo Iglesias como vicepresidente, el presidente de EEUU también ha decidido dar un paso atrás en su carrera política para centrarse en las anticipadas elecciones madrileñas.


Así las cosas, Biden dedicará sus últimos años de vida a la comunidad de Madrid, dejando, según sus propias palabras, a Kamala Harris como la primera ama de casa mulata en llegar a la Casa Blanca.

«Madrid ha sido siempre para mí un referente de metrópoli, con su Giralda y su paseo del Sardinero«, afirma el ya ex presidente norteamericano.

Por otro lado, la presidenta en funciones, Isabel Díaz Ayuso ha aceptado con deportividad al nuevo adversario a quien califica de señor mayor y persona. A la sazón, Ayuso ha añadido que «América me debe una; he sacado a Biden de La Moncloa Blanca».