La Iglesia Católica canonizará a Fairy, el milagro antigrasa

El proceso de beatificación ha sido limpio.

Los pasos para elevar a los altares a una persona jurídica han comenzado a darse en la cátedra de San Pedro. Según fuentes oficiales la empresa norteamericana Procter and Gamble está siendo considerada para entrar con fuerza en el santoral católico mediante el previo proceso de beatificación.

Según Sinforoso Ruinuño, nuestro experto en liturgia católica “Se requiere un milagro para la beatificación y otro para la canonización, pero debe de ser después de la beatificación. A menos que sea un mártir que ahí ya la cosa va a toda hostia”. Muchas voces de la Curia han dado su visto bueno a esta iniciativa ya que según indican “los santos son casi tan etéreos como una personalidad jurídica”.

El milagro que ha posibilitado el trámite viene de la mano de uno de los productos estrella de la marca: Fairy, el milagro antigrasa. El producto se ha venido utilizando en muchas iglesias, conventos, monasterios e instalaciones inmatriculadas desde su aparición en el mercado y siempre ha dejado las instalaciones limpias e inmaculadas de vino , mugre e incluso fluidos corporales de diversa índole, amén de un agradable olor a santidad.

Desde Procter & Gamble no han querido hacer declaraciones pero fuentes extraoficiales han filtrado que están muy esperanzados ante la repentina subida de las acciones a raíz de la beatificación y que de hecho se están planteando implementar productos como el agua bendita micelar o las compresas de oblea para higiene intima femenina.

Ante la masiva salida de la militancia, Ciudadanos plantea cambiarse a Aldeanos

Las recientes marchas, dimisiones y transfuguismos de afiliados del partido naranja han puesto a la Ejecutiva de Inés Arrimadas en una delicada tesitura. El otrora ilusionante partido de centro mengua de día en día sin que por el momento se haya encontrado freno a la fuga de militantes. Este hecho se fundamenta en el fracaso de la moción de censura en Murcia debido al transfuguismo de varios de sus componentes, o en el mediático abandono de Toni Cantó, baluarte centrista del sindicato de actores.

La ejecutiva de Ciudadanos lleva días reuniéndose para detener esta situación y encontrar soluciones. Según parece, una de las medidas más avanzadas consistiría en cambiar la denominación del partido a otra que se ajuste al número de componentes que la integran. Así, Ciudadanos pasaría a llamarse “Aldeanos”, “Sáhara” o simplemente Almazaners, en clara alusión a la población soriana de Almazán,y por extensión , a la España deshabitada.

Fuentes cercanas al aparato del partido aseguran que también se barajan otros cambios. como la incorporación de una mascota, comprar acciones en el grupo PRISA o buscar un empleo.