“Pinball”, la asignatura estrella en los institutos cántabros a partir del curso 21/22

Christian pasó de estar suspendido a tener un seis en Inglés gracias al pinball

La Consejería de Educación Deportes y Festejos hará efectiva de manera progresiva y a partir del próximo curso una de sus propuestas más controvertidas: la introducción del “pinball” en los institutos de secundaria. La incorporación de este popular juego no tendrá un enfoque meramente didáctico sino que contará para redondear la nota en ciertas asignaturas y, eventualmente, se espera que tenga entidad y recursos suficientes como para constituirse en una materia más.

Según Joaquím Ascazo, inspector educativo, el juego del pinball reúne muchas características positivas para el alumnado, ya que “ aumenta la agudeza visual, los reflejos y la atención”. Las asignaturas concernidas en esta modalidad de juego en su programación serán Educación Física, Inglés –ya que las instrucciones están en el idioma de Shakespeare- y Matemáticas.

El sistema de redondeo será totalmente objetivo al ser los alumnos/as que consigan más veces extra bonus o extra ball los beneficiados. “La tradicional apatía y seriedad de los centros de secundaria  será cosa del pasado gracias a las máquinas de pinball con sus expresivos colores y sonidos y –a la par- se acercarán a la sociedad haciéndose más humanos”, asegura Ascazo.

La prueba piloto ha sido llevada a cabo en el IES “La Quinta” de Mataporquera y según su equipo directivo ha sido muy esperanzadora. Las siete máquinas instaladas por Consejería han ocupado el vestíbulo del centro generando un ingreso extra y completando el horario de un profesor de Griego.

El Museo del Prado obligará a los franceses a pasar un control de alcoholemia para acceder.

La polémica está servida. Los ciudadanos franceses que ,según la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, hacen únicamente turismo cultural deberán someterse a un control de alcoholemia antes de acceder a la pinacoteca. Rogelio Sanrroman, director del Observatorio Regional del Francés, ha indicado a esta redacción que “Las cuentas de Ayuso no cuadran” ya que -al parecer- hay un desfase entre el montante facturado bajo el concepto de “bebidas espirituosas”, “sangría “ y “cerveza” (que llega a unos dos millones de euros en la última quincena) con la venta de entradas para ver Las Meninas (unos 750 €).

Un grupo de franceses recreando “La libertad guiando al pueblo” de Delacroix en pleno centro de Madrid

“Tenemos a un equipo de técnicos trabajando en ello, pero el desfase parece que está ahí” apunta el señor Sanrroman. Según la presidenta de la Comunidad de Madrid, el turismo que llega a Madrid en plena pandemia es -en su mayoría- un turismo de calidad cuya aspiración es embeberse de la oferta cultural de la capital. Según Ayuso hay una diferencia clara entre los magrebíes y subsaharianos, que llegan “sucios, sin papeles y mal vestidos”, y los franceses que llegan “limpios, con pasta y en coches de alta gama”

El entorno de Ayuso ha restado importancia a las imágenes que muestran a un grupo de ciudadanos completamente ebrios en la vía pública, achacándolo a ciertos “hosteleros sin escrúpulos que pueden meterles droga en los refrescos”