La imagen fresca y desenfadada del presidente, nuevo reclamo de la multinacional del afeitado

El presidente González sigue manteniendo un cutis suave  y terso, a pesar de su avanzada edad. Este detalle no ha pasado desapercibido para los directivos de la conocida multinacional de cosméticos Puigh que se han apresurado a hacerle una cuantiosa oferta económica con el fin de que el reconocido estadista preste su tez a efectos publicitarios.

“Desde Puigh estamos muy ilusionados ante la disponibilidad del señor González; solo hizo falta poner una cantidad ingente de dinero sobre la mesa y la negociación fue sobre ruedas” según indicó Marc Puig, presidente ejecutivo de la compañía a esta redacción. La intención de la multinacional es relanzar su línea de cosmética masculina “Gal” con una cara nueva, madura pero dinámica y acorde con los nuevos tiempos que corren.

El entorno de Felipe González no ha querido comentar los detalles de la operación, pero fuentes extraoficiales apuntan a que la marca “Mango” -también perteneciente a la mencionada multinacional- aprovechará la afortunada circunstancia para proponer al dirigente socialista una línea de ropa para el hombre “moderno y progresista sin pasarse”. La negociación en este caso no está aun cerrada a cal y canto, pero se espera inminentemente una respuesta positiva. En todo caso, y para evitar suspicacias de la izquierda radical y proetarra, Felipe González ha anunciado que donará parte de las ganancias a la Fundación Yellow  Softdemocrats  con sede en las Islas Caimán de la que es único socio y fundador.