Un universo paralelo es una dimensión en la que las variantes a nuestra existencia son infinitas. Así lo afirma Remedios Walpurgis, física computacional del Instituto Cántabro de Física.

La hipótesis se desprende de un estudio que ya ha publicado “The Lancet” por el cual el negacionismo de Miguel Bosé, en otro mundo, ya no nos haría tanta gracia. “Es más, en ese universo paralelo igual los memes ni existen”, se atreve a augurar la científica.

Esta idea surge después de la entrevista de Jordi Évole al cantante, quien afirmó que la pandemia es mentira y que “vete a saber qué te meten en la vacuna” poco después de confesar que consumía dos gramos de cocaína al día.

Según Walpurgis, hay mundos (o dimensiones) exactamente iguales a este pero con pequeñas diferencias. “Por ejemplo, que Miguel Bosé sea un prestigioso negacionista y que los que sí hemos estudiado y sacado un doctorado no tengamos ni puta idea; es un suponer”, concluye Reme.

De lo que sí está segura la Física es que hoy por hoy el acceso a esos universos es sumamente improbable, casi imaginario. Lo mismo que los planteamientos del intérprete de “Nena”.