Jonathan Cimbel es un chapista en paro que se gana la vida prostituyendo a su medio hermana Petra. Un buen día conocen a un jugador de cesta punta millonario que les propone un plan perfecto: robar las joyas de su ex mujer y después suicidarse en grupo para no dejar pistas. Al principio dudan pero el adinerado deportista ofrece pagar para que Petra pueda someterse a una operación quirúrgica que le devolverá la virginidad.  En un sorprendente giro de los acontecimientos Jonathan recupera la movilidad de los músculos faciales que había perdido de pequeño por beber lejía…

Impresionante trabajo de dirección y guión de Enmanuel Melasoba acompañada del trabajo de iluminación de Rafael Ascazo. En su momento fue un desastre de público ya que solo acudieron siete personas de una misma familia a verla pero la crítica la puso por las nubes. Sus tres horas de metraje son de obligado visionado.

CLASIFICACIÓN:☻☻☻☻☺