Un señor mayor con sotana llega a un pueblo y convence a unos niños enanos para que se vayan con él. Con la excusa de que hay que deshacerse de bienes materiales, como joyas y anillos, se los lleva a lugares extravagantes en los que descubrirán el lado sórdido de los adultos.

Maravillosa revisión del estupro, con elfos y orcos como telón de fondo. Las seis horas y cuarto del metraje se pasan volando.

CALIFICACIÓN: ☺☺☺☺☺