El conocido periodista de Telecinco, Pedro Piqueras, ha declarado sentirse muy feliz informando sobre el desastre geológico que la isla de La Palma está sufriendo.Tranquilo, con una amplia sonrisa y profusión de adjetivos apocalípticos, desempeña estos su labor en cada boletín informativo de forma impecable.

Piqueras asegura que nunca antes había sido tan feliz como informando de este cataclismo

“El espectáculo que vemos de lava y destrucción es maravilloso, sobrecogedor, acojonante”, destacaba el periodista en su última conexión . “Calorcito, magma y sobre todo el buen rollo entre los compañeros. ¿Qué más se puede pedir?” añadió Piqueras, quien no quiso olvidarse durante varios segundos de las víctimas.

Fuentes cercanas a la cadena amiga afirman que el periodista podría estar ya localizando tsunamis o alguna invasión extraterrestre para poder disfrutarla, ya en este caso en compañía de los suyos.