Con la iniciativa “Facturación en Tailandés” Endesa apuesta por los idiomas.

Endesa se solidarizará con las empresas y familias damnificados por la erupción en La Palma reduciendo su factura “hasta en un 50%” en los domicilios arrasados por la lava. Esta iniciativa surge tras las críticas recibidas por el incremento exponencial en la factura de la luz. La multinacional concretará en breve qué consumidores podrán acogerse a esta rebaja mediante un comunicado en su página web.

Herodes Gutiérrez, director del departamento de Facturación Creativa de Endesa, ha querido puntualizar a esta redacción que “se trata de una rebaja de hasta el 50%, pero los potenciales beneficiarios tendrán que demostrar que no se han dejado ninguna luz conectada al huir de la lava, no vaya a ser que nos salga cara la tontería”.

Endesa, fiel a su leitmotiv “Por la caridad entra la peste”, añadirá al esperado comunicado un texto en letra pequeña en el que –al parecer- se acotarán las draconianas condiciones para beneficiarse de tan anhelada ventaja: los beneficiarios deberán ser castellanos viejos, mayores de 55 años, no haber percibido ayudas de ningún tipo en los últimos veinte años y ser albinos. La medida se une a las ya programadas por el gobierno para aliviar el sufrimiento de miles de canarios.