Koldo Ceballos y Iousu Bustamante llevan frente a frente y sin moverse, varias semanas desde que el pasado 18 de julio se cruzaran en el paseo marítimo de Castro Urdiales. Según testigos presenciales, todo ocurrió cuando ambos se encontraron en una zona estrecha, tras lo cual se dijeron mutuamente “aúpa”. Con qué significado lo dijeron se desconoce. En cualquier caso, ante la pléyade de posibilidades y contextos, los dos hombres se bloquearon, entrando en catalepsia en el acto. Desde entonces no han vuelto a moverse o hablar.

Antxon Abascal es el encargado de retirar cada día las deposiciones que ambos eliminan, pues según los médicos, están alimentados -a través de una sonda nasofaríngea- y en buen estado de salud: “En el pueblo hemos hecho una porra, oye, con lo que creemos que querían decir y cuando se despierten y nos lo digan, quien gane invita a unos txikitos con sobaos, porque en Euskadi somos mucho de apostar y de comer tres veces al día”.

La popular interjección”aúpa -y su variante “epa“- en la zona vasca puede significar ánimo, hola, adiós, cuidao que voy, a que caes o ¿qué te ha dicho el médico?, por ejemplo. Sin embargo, en un contexto como el descrito las interpretaciones se multiplican exponencialmente. Entonces, ¿qué quisieron decir Iosu y Koldo, ahora convertidos en atracción turística? Eso nunca lo sabremos.