“La lava ardiente no se está llevando a los contenedores correctos“, ha declarado la activista Greta Thumberg refiriéndose al volcán de La Palma. En opinión de la niña sueca, que representa a la plataforma ecologista “Save the crater”, la ONU deben dotar a la isla de suficientes contenedores naranjas para que el ciudadano deposite en ellos el excedente de lava, dice, “porque no hay un planeta B“.

Varias familias que se han quedado sin hogar ya han aceptado enmendar su error, al entender que la prioridad es la salvaguarda del volcán y no sus propias viviendas.

Debido a la apretada agenda, no se espera que la buena de Greta vaya a clase el lunes.