Arnaldo Otegi, a través de un comunicado de prensa, lamenta el daño «visual, estético e irreparable» de jóvenes vascos al haber fomentado durante los últimos años el popular corte de pelo abertzale. El dirigente de Bildu ha mostrado su rechazo al flequillo corto con melenilla por detrás así como el sufrimiento creado a todos aquellos con un mínimo sentido del gusto.

La Euskoasociación de Damnificados Capilares piensa que no es suficiente con una disculpa y que el político vasco debería situarse al lado de las víctimas, que durante tanto tiempo fueron hechos unos zorros sin que nadie les dijera nada.

La institución afirma sentirse decepcionada con Otegi, porque llega tarde. Pero advierte que los jóvenes ahora prefieren llevar pelo como los futbolistas o los cantantes de reggaeton y tampoco se les está avisando.