El fenómeno ya es conocido «síndrome de ir en chándal a Navacerrada nevando»

A consecuencia de la expulsión de ceniza volcánica, miles de turistas europeos han quedado atrapados en La Palma al cerrarse el aeropuerto de la isla. Un grupo de viajeros europeos, que considera que disfrutar de la destrucción durante tres días es más que suficiente, ha creado una plataforma para defender sus derechos ante lo que creen un abandono de las instituciones.

«Vinimos a ver una desgracia, no a participar en ella», ha manifestado Sven Grömen-Hauer, portavoz de la plataforma sueca «Ignorensen», quien además denuncia que la ceniza les está ensuciando suéters y mocasines.

AENA no puede precisar cuándo se reanudará la actividad aeroportuaria, si bien ha advertido que para ello primarán siempre criterios de seguridad no exentos de un gorrazo por lo más blando.