El actor norteamericano atracó ayer accidentalmente una sucursal del BBV durante el rodaje de «Atraco a la sucursal del BBV», la última película de Isabel Coixet.

Según todas las fuentes, se oyó decir al actor «Esto es un atraco y voy a robarles el corazón». Sin embargo, el decorado no estaba correctamente colocado, por lo que Baldwin accedió por error a la oficina bancaria número 2 de Almazán. Finalmente el incidente terminó con las fuerzas de seguridad reduciendo al actor y con risas de los asistentes.

No es la primera vez que durante el rodaje de una película un actor atraca un banco real aunque, según los convenios, sólo pueden usarse decorados de fogueo. El potavoz del banco ha dejado clara su indignación al considerar que un atraco es intrusismo y competencia desleal.

Isabel Coixet ha dicho encontrarse en estado de shock ya que «en ningún momento en el guión figura ninguna escena de atraco; ni siquiera Alec Baldwin. El título sólo es una metáfora«. La película trata de una mujer que, dejando atrás su pasado, inicia una nueva vida abriendo una librería en las islas Lofoten.