La operación acabó con éxito gracias al aviso de un tal P. Casado

Un comando del Grupo de Acción Rápida neutralizó y desconvocó la pasada madrugada un aquelarre ilegal en las inmediaciones de un bosque.

Los hechos se produjeron cuando un grupo de cuatro mujeres, armadas con varitas mágicas y un ejemplar del Estatuto de los Trabajadores, pretendían mejorar las condiciones sociales y salariales de los españoles. Un ciudadano anónimo, que responde al nombre de P. Casado, avisó a la Guardia Civil, que acudió con presteza al lugar de los hechos.

Afortunadamente los agentes de la Benemérita lograron llegar a tiempo, justo cuando las componentes entonaban el artículo 4 del citado documento maldito, relativo a los derechos laborales básicos.

Las cuatro detenidas son españolas y militantes en partidos satánicos de izquierdas, por lo que no se descarta que sean juzgadas bajo parámetros religiosos, aprovechando la nueva composición del Tribunal Constitucional.