Con la reforma de la Ley Mordaza muchos de los miembros de los cuerpos de Policia, especialmente los antidisturbios, temen que su imagen deje de infundir terror, para pasar a ser un eslabón más de una sociedad desarrollada y democrática.

El sindicato JUFRANCOPOL cree que con medidas como está, muchos progresistas se van a ir de rositas después de ejercer el derecho a manifestarse. Además, si ven que hay rojos por las calles, los turistas no querrán venir a España.

«Nos van a tomar por servidores públicos», comenta un representante del sindicato quien defiende que los antidisturbios también se emocionan con una canción de Rozalén, pero que «con medidas como esta se ve que la democracia tiene fallos».