Las bromas con el nombre han motivado la iniciativa

La variante ómicron del COVID-19 se ha ganado rápidamente nuestros corazones. En pocos días el virus sudafricano ha adquirido una popularidad inmensa. Son ya miles de personas las que se confiesan incondicionales de ella. De hecho, en la ciudad polaca de Katowice se ha fundado un coro católico con ese nombre, y en EEUU el equipo de Los Ángeles en la NBA ya se hacen llamar los Ómicron Lakers. Tal es la popularidad de la divertida variedad del virus que WhatsApp no ha querido quedarse atrás: desde hace pocas horas ómicron ya tiene un emoticono, consistente en un oricio con ojos saludando en actitud optimista.

Al momento de redactar estas líneas, dicho grafismo ya se había empleado veintiocho millones de veces, como sustituto de la carcajeante cara que llora de la risa.

Las autoridades sanitarias siguen recomendando vacunarse y usar mascarilla.