«Nuestras exigencias no han sido escuchadas«, ha declarado Míster Patata, coordinador y miembro fundador de JUGUEPOL, el sindicato mayoritario entre los cuerpos y juguetes del Estado.

La huelga de juguetes,convocada ayer domingo por el Ministerio de Consumo, buscaba la igualdad de los juguetes entre el 100% de los niños, niñas, niñes y ñoñis. Sin embargo, el citado sindicato cree que estas reivindicaciones no atienden a las preocupaciones reales del juguetariado patrio. Así, prosigue Patata, «reivindicamos embalajes más duros, para que los juguetes fabricados en el extranjero no entren con impunidad en nuestras estanterías, así como dejar de dar paguitas a los JENAS (juguetes extranjeron no acompañados) y al cine español».

En las movilizaciones hubo momentos de gran tensión que derivaron en graves altercados, tales como niños llorando, lanzamientos de cócteles molotov y el desmembramiento parcial de Don Osote, Dame un Abrazo Grandote.