Rebatirles argumentos relativos a la pandemia será tarea imposible

Sanidad recomienda a la población que extreme las precauciones durante la cena de Nochevieja. La razón estriba en que, tras casi dos años de pandemia, muchos cuñados ya poseen varios años de epidemiología parda; esto es, un caudal de conocimientos adquiridos gracias a leer muchos comentarios en redes sociales. Eso implica que cualquier argumento, por científico que sea, o aunque usted sea médico, será fácilmente rebatido por el interfecto. En muchos casos no creerá en la vacuna porque «hay muchos estudios que recomiendan no ponérsela, que lo he leído yo en Forocoches».

Por eso, desde el ministerio se sugiere que se sigan estas elementales normas de seguimiento:

-No saque ningún tema de sesgo científico. Para él la ciencia es un cúmulo de creencias sin base científica.

– Evite el contacto visual.

-Aprecie el vino pero sin entrar a valorarlo con términos técnicos. Él sabrá mas de maridaje que usted.

-No tosa o estornude. Podría sacarle el tema con un inocente «¿Pero tú no te habías vacunado?«.

-Meta todos los desperdicios en la misma bolsa, o su cuñado le dirá que en los vertederos mezclan la basura de todos los contenedores.

-Súrtalo de langostinos a mansalva, para que esté entretenido y no hable.

-En los postres no use almendras: podrían recordarle a Fernando Simón.

Sanidad recuerda que es necesario tener completa la pauta de vacunación y que se informen a través de medios fiables, como Diario La Realidad.