Pese a que en España la tasa de vacunación contra el COVID-19 es alta, un estudio demoscópico ha concluido que el sector de la población más reacio a vacunarse -los negacionistas- se dejaría seducir por la ciencia si ésta viene de la mano de la homeopatía.

Recientemente el gigante farmacéutico «Uselessfull» se incorporado a la lista de vacunas en nuestro país, y parece que lo ha hecho con buen pie. De hecho, ya son varios los cientos de palés que los puertos marítimo de Castilla y León acumulan a falta de ser distribuídos, tal es la demanda.

La dosis de Cuñadol, que así se llama la vacuna, posee un 90% de ARN sacaroso y su administración será única e imaginaria, según palabras de Onofre Mengele, encargado de mantenimiento de la multinacional. «Nuestra principal ventaja es que, además de satisfacer a un perfil de cliente exigente con la paraciencia, Vacuum palía el mal de ojo y repara los desperfectos del aura«.