La unidad iba a costar 2’95€

Todos nos hemos preguntado el por qué de esa extraña cifra de los test de antígenos. Hace unos días el gobierno decretó un precio máximo de 2’94 euros por unidad, lo que puso el grito en el cielo al sector farmacéutico, que los vendía más caros.

La razón estriba, según Pedro Sánchez, en que al reducirse el IVA y el beneficio de los especuladores, la cosa se quedaba en 2’95 €. Aun así el ejecutivo prefirió bajar un céntimo más, no solo para evitar rimas fáciles y groseras, sino para aparentar que es un partido de izquierdas.

Con esta reducción del precio, los farmacéuticos (que por lo visto sólo vendían este producto) se unen a los dueños de macrogranjas, taxistas y oyentes de la COPE a una enconada oposición.