Finalmente, y tras años de procesos judiciales y administrativos, la vieja reivindicación ha sido escuchada por el Ministerio de Interior. Se trata del acceso libre a las oposiciones del cuerpo de policías por parte del colectivo androide.

Tras la eliminación de la prueba de ortografía y la selección por altura de los aspirantes, la inclusión de seres biónicos iguala a España al resto de países de nuestro entorno.

El ministro Grande-Marlaska ha hablado de una vieja petición de los sindicatos policiales y que por fin hoy se ha hecho realidad. De este modo, cualquier ciudadano mayor de edad, sin distinción de altura, sexo o inteligencia artificial podrá acceder a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

«Es un día grande para robots, androides no binarios y autómates en general», afirma Mázinguer Sotillos, portavoz de la asociación «Más que tuercas».

JUSTIPOL, el sindicato mayoritario de la Policía, se ha mostrado más crítico con la decisión, y defiende como requisito indispensable que los opositores hayan sido creados en España y que de no ser así, se integren o que regresen a su galaxia.