Sus conocimientos en medicina lo sitúan como principal sospechoso

Su Majestad Felipe VI sigue aquejado de coronavirus aunque con síntomas leves. Sin embargo los médicos de palacio ven extraña la persistencia de la enfermedad que sólo es gravw en caso de ser pobre o plebeyo.

Por eso se ha abierto una investigación cuyas pesquisas apuntan hacia su sobrino, Felipe Juan Froilán de Todos los Santos, o simplemente Froilán Pistolas. Todo indica que gracias a sus conocimientos en medicina, el infante podría haber confeccionado un filtro que perpetuare la enfermedad del monarca, optando así a ocupar el trono del reino de España y, por qué no, de Portugal.

No en vano, Froilán ocupa el cuarto puesto en la línea sucesoria a la corona, por lo que sus ambiciones monárquicas son muy reales. A favor tiene porte, gallardía y formación. Si a eso añadimos que, según sus presuntas propias palabras «las de delante son mujeres y no cuentan», lo del meteorito sería la menor de nuestras preocupaciones.