La atención mediática que siempre suscita Isabel Díaz Ayuso se ha visto interrumpida tras la invasión rusa de Ucrania. Tal es la situación que, según cuentan, la presidenta madrileña está muy decepcionada con la situación geopolítica mundial que acapara los titulares que hasta hace 48 horas hablaban de ella.

Miguel Ángel Rodríguez, jefe de prensa de la diva, afirma visiblemente molesto que «no hemos avergonzado a medio partido para que nos saquen del telediario unos bolcheviques en tanques bailando el kasachok «.

Los informes no descartan, por tanto, el inicio de una escalada de conquistas e invasiones en las provincias limítrofes (Ávila, Donetsk, Segovia…) para recuperar el foco mediático que desde hace un par de días a Ayuso se le escapa.

Por su parte, Pablo Casado ve la invasión rusa como una oportunidad de pasar desapercibido y volver a la tranquilidad de sus labores como profesor imaginario en la universidad de Harvard.