Lo que ocurrió después fue espantoso, pero lo explicamos tecleando aquí, en www.diariolarealidad.es