«Un burofax hubiera bastado«, se lamenta la vedette.

Más información en www.diariolarealidad.es