VUELTA AL COLE: El regreso de las actividades extraescolares permitirá a las familias deshacerse de sus hijos

El curso académico comienza con novedades. La más notable es el regreso de las actividades extraescolares, que durante la pandemia habían sido suprimidas. Gracias a su reimplantación, muchas familias podrán volver a deshacerse de sus hijos, tras el engorroso trámite veraniego ejerciendo como padres, madres o tutores.

“La posibilidad de dejar a los hijos durante 18 horas diarias en el centro escolar permite a las familias conciliar vida laborar, familia y cañas”, afirma Marina Dors Lombó, consejera de Educación de Cantabria.”

Las actividades extraescolares perpetúan la igualdad plena entre géneros

Un ejemplo es el colegio concertado Monseñor Richelieu, que tras el horario escolar oferta 13.400 plazas en diversos talleres y actividades deportivas (robótica, reciclaje, macramé…), pudiendo dar la opción de dejar a los hijos empeñados, o incluso ceder la patria potestad al director del centro educativo.

La Asociación de Madres y Padres de Alumners ha acogido la medida con satisfacción pero considera que “aún hay margen de mejora“, ya que durante los seis meses de vacaciones que tienen los maestros no han tenido a sus hijos dando po´l saco en casa.

Educación sugiere meter hasta 43 alumnos por grupo en el curso 2021-2022 instalando altillos en las aulas

La prueba piloto ha proporcionado resultados esperanzadores.

Según fuentes del Ministerio de Educación, la ministra del ramo, Isabel Celaá abogará por la instalación de un cabrete para acoger más alumnado en las aulas de primaria y secundaria. Esta modificación estructural de los aularios será totalmente gratuita para los centros que accedan a ella “antes de ser obligados por ley”. El proyecto ha estado siendo estudiado por técnicos y asesores del Ministerio durante el curso actual y todo lleva a pensar que puede convertirse en realidad después del verano.

“Se trata de una medida inclusiva que beneficiará a toda la comunidad educativa”, asegura Celaa. Según la ministra, el común de los mortales que “por h o por b no pueda optar por un colegio privado” tiene el derecho “garantizado por nuestra Constitución” de recibir una educación gratuita y de calidad. La prueba piloto, realizada en Burgo de Osma con sacos terreros ha sido todo un éxito. Se cree que de media se podrían acoger en las aulas del orden de diez a quince alumnos más.

Los sindicatos mayoritarios han mostrado su más firme desacuerdo con la medida de la ministra, aunque afirman que “la estudiarán para acabar aceptándola con alguna modificación cosmética que les permita marcar algo de perfil” . Gustavo de Dios, liberado sindical perpetuo de CC.OO ha indicado a esta redacción que “vigilarán muy estrechamente que los cabretes tengan todas las medidas de seguridad y que se pueda acceder con silla de ruedas”

La medida podría solucionar definitivamente el problema de las aulas atestadas.

Asociación de madres y padres de alumnos indignada por la subida de tarifas para aparcar niños en los colegios

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de todos los colegios de España ha montado en cólera al conocerse la nueva tarifa por aparcar los niños en los colegios. La medida ha sido tomada unilateralmente por la consejería de Educación de Cantabria, por la cual, cada estancia se encarecerá dos eurocents por niño y minuto.

Así, un caso promedio, por el cual unos padres estacionan a su hijo a las 8:16 y tras madrugadores, horario académico, comedor y clases de jiu-jitsu lo recogen a las 18:06 (porque después de diez horas todavía “me pilla el toro”) supondría un coste de 5,80 €, o lo que es lo mismo, casi seis euros más que antes de la medida.

La presidenta del AMPA, Leticia Richelieu, ha mostrado su más profundo desacuerdo con la medida: “Los padres no podemos asumir el coste de dejar diez horas a nuestros hijos siendo educados en manos de otras personas. Si lo hiciéramos no podríamos tomar un vermut y arrastraríamos con nosotros a la hostelería, mascarilla mediante”.

Asimismo, AMPA reivindica que el coste de los rayonazos hechos en las maniobras de estacionamiento por otros niños lo asuma el parking o en su defecto las maestras de infantil, “que para eso han hecho un cursillo”, arguye Richelieu.

Localizan al único maestro que apoya a la consejera de Educación cántabra: “Se meten con ella por ser incompetente, y eso es muy injusto”

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es salto-kxph-u2133935495684jf-490x49040diario-montanes.jpg
El maestro localizado, terminando de realizar su programación

Tras una ardua labor de investigación, se ha localizado a un docente que apoya a Marina Lombó, responsable de Educación. Eduardu Lador es un maestro de Primaria que, al igual que la consejera de Educación de Cantabria lleva en la Enseñanza menos de un año. Da clases en una cueva, que es como como le gusta llamar cariñosamente a la caverna donde da clase a 31 niños de varias edades.

“Aquí llegan las noticias muy de vez en cuando, pero lo que se está haciendo con la señorita Lombó no es de recibo. Se meten con ella porque no sabe nada de Educación. Es muy injusto”, afirma con rotundidad este profesional mientras separa a unos niños que se están abrazando.

Sostiene que las quejas son infundadas, y que al menos en su caso, todos los alumnos son grupo burbuja porque sus padres son primos y hermanos entre sí. Lo explica con verbo ágil y sencillo mientras se ajusta la mascarilla, “no por el virus, sino por la endogamia, que afloja el esfínter tras tantos cruces”.

Marina Lombó, o como se la conoce en Cantabria,Winter is coming, ha decretado la alteración del calendario escolar sin previo aviso, así como obligado a maestros y profesores a llevar nariz de payaso “para hacer de los centros un lugar amable y covid-friendly”.

Mientras, Educación planea repartir cuatro mascarillas más del modelo “FULL-PELLET”, con lo que se asegura la asepsia hasta mayo de 2021.