Puigdemont se hace detener en las inmediaciones de un volcán para llamar la atención

El volcán de La Palma está robando mucha atención a Cataluña, según Esquerra Republicana

Llevábamos muchos días con la atención puesta en La Palma, una pequeña isla de una comunidad autónoma periférica que nunca da la lata. Al menos eso debió de pensar el nacionalismo catalán, cuyos gestos de perpetua atención no se escuchaban debido a la catástrofe volcánica.

El expresident pasea todas las mañanas cerca del magma

El expresident de la Generalitat fue encontrado a escasos metros de un río de lava, curiosamente en Sicilia, otra isla volcánica.”Canaries ens roba atenció mediática.”, dijo Carles Puigdemont visiblemente acalorado poco antes de dejarse atrapar.

El independentismo de derechas catalán no oculta su malestar, no por la detención que es lo que pretendía, sino por la falta de cobertura en los medios a la causa catalana: “Cada vez que tenemos una idea cojonuda, va la vida y nos jode el titular, como cuando lo de las Torres Gemelas o el tsunami de Fukushima”, ha declarado Perè Aragonés, quien no oculta que la senyera tiene los mismos colores de la lava. El molt honorable president pide por las buenas y de manera inmediata que comunidades de 3ª dejen de acaparar titulares.

El español medio ya tiene un nivel C2 de catalán gracias a las noticias sobre el “procès”

De la constante diatriba entre el gobierno de turno y los independentistas ha surgido una derivada que al habitante español no catalán le ha beneficiado. Y es que las constantes noticias y declaraciones de políticos en catalán han acostumbrado el oído hasta al oyente de la COPE más “constitucionalista”. Así, una comparecencia del “molt honorapla” Pere Aragonés en el idioma de Ramón Llull apenas precisaría de traductor para comprender los delicados matices de sus reclamaciones soberanistas.

El catalán es ahora más fácil que nunca gracias a los medios de comunicación

Atrás quedan los días en que, por ejemplo un manchego limitaba su conocimiento del idioma payés al “chisplau”, “Espanya ens roba” y poco más. Sin embargo “hoy día cualquier español puede mantener una conversación de nivel C2 2 “proficiency” con la Mari de la Barceloneta amb mès absoluta normalitat”, declara Muntsarrat Montaner, directora del Institut de les Lletres “Josep Guardiola”.

El conocimiento de esta lengua vernácula abriría, por tanto, las puertas al hispanohablante ibérico no sólo en Cataluña, sino en casi toda la Comunidad Valenciana, Baleares, Andorra, Fraga y un municipio de Francia. También sería tremendamente útil para comprender en Twitter a esa gente que de repente responde en catalán cuando la conversación lleva siendo en castellano muchos mensajes.

Sin embargo, aún siguen produciéndose situaciones incómodas, como cuando un catalanoparlante pregunta algo en su idioma fuera de Cataluña y no se hace el esfuerzo por comprender. “Falta empatía. Habéis avançat molt, pero el español medio aún tiene mucho camino que recorrer“, concluye Montaner.

El español medio ya tiene un nivel C2 de catalán gracias a las noticias sobre el “procés”

De la constante diatriba entre el gobierno de turno y los independentistas ha surgido una derivada que al habitante español no catalán le ha beneficiado. Y es que las constantes noticias y declaraciones de políticos en catalán han acostumbrado el oído hasta al oyente de la COPE más “constitucionalista”. Así, una comparecencia del flamante “president” Pere Aragonés en el idioma de Ramón Llull apenas precisaría de traductor para comprender los delicados matices de sus reclamaciones soberanistas.

El català està obert a tothom y totes les dones

Atrás quedan los días en que, por ejemplo un manchego limitaba su conocimiento del idioma payés al “chisplau”, “Espanya ens roba” y poco más. Sin embargo “hoy día cualquier español puede mantener una conversación de nivel C2 2 “proficiency” con la Mari de la Barceloneta amb mès absoluta normalitat”, declara Muntsarrat Montaner, directora del Institut de les Lletres “Josep Guardiola”.

El conocimiento de esta lengua vernácula abriría, por tanto, las puertas al hispanohablante ibérico no sólo en Cataluña, sino en casi toda la Comunidad Valenciana, Baleares, Andorra, Fraga y un municipio de Francia. También sería tremendamente útil para comprender en Twitter a esa gente que de repente responde en catalán cuando la conversación lleva siendo en castellano muchos mensajes.

Sin embargo, aún siguen produciéndose situaciones incómodas, como cuando un catalanoparlante pregunta algo en su idioma fuera de Cataluña y no se hace el esfuerzo por comprender. “Falta empatía. Habéis avançat molt, pero el español medio aún tiene mucho camino que recorrer“, concluye Montaner.