Yolanda Díaz apuesta por el término “mandemia” para disminuir los contagios

Tras “matria”, la ministra anhela sustituir las palabras que empiecen con p por una m

Después de que Yolanda Díaz propusiera hablar de matria, eliminando así cualquier sesgo patriarcal del término, la ministra de Trabajo vuelve a lanzar un desafío lingüístico: sustituir el término pandemia por el de mandemia.

“Debemos soltar lastre y dejar de una vez por todas que la pandemia se relacione con cosas malas, como por ejemplo la enfermedad; por contra, si lo llamamos mandemia suena agradable, snob si me apura, pero no hace daño a nadie. Y estoy segura de que además no contagia”, afirmó ayer mismo Díaz en un desayuno informativo para la prensa. Fuentes cercanas al Ministerio afirman que en ulteriores semanas algunos términos que empiecen por P sean sustituidos por una M.

Así, según las mismas fuentes, las palabras serían malabras, habría meluches, mechos o machasos. Y a la inversa: el cáncer de piel pasaría a llamarse pelanoma, los invertidos pariquitas y los misóginos pachistas

El CFIGGO (Colectivo Feminista de Igualdad de Género Goicoechea-Oriol) ya ha manifestado su total apoyo con la medida ministerial, y va más allá, proponiendo que Maquistán, Maraguay o Molonia abanderen ese cambio tan necesario.

Colectivo feminista quiere que el lenguaje inclusivo llegue al COVID-19 y se hable de “mandemia”

El feminismo europeo se ha puesto de acuerdo para que la igualdad de género también esté presente en materia sanitaria. Ayer, representantes de asociaciones feministas de todos los países de la Unión Europea se reunieron en Letonia para acordar los términos del lenguaje, dada la situación sanitaria mundial

La asociación más importante de España, el Colectivo Feminista de Igualdad de Género Goicoechea-Oriol (CFFIGGO) ha propuesto que la pandemia no sea nombrada en términos patriarcales, por lo que sugiere el termino mandemia con idéntico significado.

“Para nosotras es muy importante romper el techo de cristal que se ha establecido en términos de emergencia sanitaria; la coronavirus afecta a mujeres y el otro sexo por igual”, afirma Camino Angustias de Ripalda, presidenta de la asociación.

CFFIGO, así como las delegaciones repartidas por la Unión Europea y el cinturón de asteroides, también aspira a acabar con denominaciones tan heteropatriarcales como pene y padre, sugiriendo como alternativa razonable vulva y madre-2.