Morata pide que en su próximo partido el árbitro no le tenga manía

Morata comprueba que no sangra tras un golpe imaginario

El delantero de la selección española de fútbol, Álvaro Morata ha explicado en rueda de prensa el bajo rendimiento del equipo en los primeros partidos de la Eurocopa. Los dos empates cosechados y el bajo acierto en portería no son debidos ni al césped, ni a la entidad del equipo o ni siquiera a la cuestionable calidad de su juego.

“Cada vez que voy a meter gol, el árbitro me riñe, pierdo la concentración y fallo. Paso mucha vergüenza y por eso pongo cara de dolor, aunque nadie me haya hecho falta“, explicó apesadumbrado en rueda de prensa el futbolista.

Por su parte, Luis Enrique, seleccionador de “la Roja”, probará en el próximo encuentro un 4-4-3-8-1, sistema que favorecería un juego más ofensivo y que el delantero de la Juventud pasara más desapercibido al aficionado.

San Marino solicitará a la FIFA participar en el Mundial con 8 jugadores

La tan desconocida como sereníssima República de San Marino ha presentado al máximo organismo rector del fútbol mundial una solicitud para poder poner únicamente ocho jugadores sobre el campo. Como parece obvio, la demanda responde al escaso número de seleccionables aptos para competir al máximo nivel. Según Cristiano Rigoberti, legendario portero de la selección transalpina y propietario de una conocida ferretería, la propuesta tiene visos de prosperar: “queremos presentar un equipo competitivo; no podemos estar a expensas de que mi cuñado se enfade, no vaya y haya que enseñar las reglas aprisa y corriendo al lechero”.

En la FIFA la propuesta ha sido acogida con cierto escepticismo, pero está siendo estudiada al detalle. Ha trascendido que en el caso de presentar una escuadra reducida el equipo contrario también jugará con ocho y además las dimensiones del terreno de juego se reducirán en un 25%.

Radomir Ptutecf, responsable del Departamento de Selecciones Exóticas, se muestra receloso: “siempre hemos contado con selecciones como San Marino o Andorra para aportar esa pizca de patetismo necesario en la práctica del deporte rey, pero esto podría suponer que Mónaco o el Vaticano pidieran jugar con cinco

Voces autorizadas del organismo internacional afirman que las pretensiones de San Marino de parar el balón con la mano tres veces durante el encuentro o que las faltas que no sean penalti no se puedan lanzar directamente a la portería no serán tenidas en cuenta.