Críticas al Zendal por invitar a Santiago Abascal a realizar un trasplante de corazón

la intervención Se realizaría sobre un MENA perfectamente sano.

Santiago Abascal, a petición de Díaz Ayuso, ha sido invitado a participar en una intervención quirúrgica en el hospital de Pandemias, con motivo de la inauguaración del ala de quirófanos “Josef Mengele”.

Este acto, con el que los facultativos no están conformes, se entiende como un gesto de acercamiento de la ultraderecha hacia VOX en vísperas de las elecciones en Madrid.

Según la gerencia del centro médico, se ha querido inaugurar el área de cirugía con un trasplante de corazón de un niño inmigrante por reunir los requisitos esenciales y morales necesarios. “Este tipo de seres humanos carece de corazón; de otra manera no se dedicarían a ocupar pisos cada vez que una anciana sale a hacer la compra“, arguye el doctor Cavadas de los Monteros, jefe de Cardiología y Eugenesia, mientras muestra el frasco en el que irá el órgano extraído.

Las razones esgrimidas para justificar la presencia de Santiago Abascal en la intervención, concluye el galeno, residen en “la exquisita sensibilidad del político hacia este colectivo, así como el hondo conocimiento de procesos homólogos en la cultura azteca”. La polémica está servida.